VOLVIENDO SOLA

Reto:  Escribir un microrrelato DE MIEDO (15 líneas máx) SIN MONSTRUOS, NI ELEMENTOS SOBRENATURALES, SIN MUERTE, NI SANGRE
Para el número de líneas se tendrá en cuenta un documento de A4 en letra 12 de Times New Roman o similar. 

Mi relato:

Estoy volviendo de madrugada por una calle oscura del centro de la ciudad. Huele a orines de perro mezclado con vómito de humano, me dan arcadas a cada paso y estoy deseando llegar a casa. Se que no es el mejor sitio para que camine sola una persona como yo: pequeña y aparentemente frágil. Pero es el camino más corto y estoy hasta los cojones de no tener libertad.

Veo a una persona muy borracha tirada en una esquina, de pronto, se pone en pie y me sigue con la mirada. Yo me asusto y sigo mi camino echando un vistazo de vez en cuando para ver si se me acerca despacio, me recuerda a las arañas que mueven esas largas patas tranquilamente mientras yo pienso que tarde o temprano echarán a correr y me saltarán al cuello. Ellas sólo se mueven por el espacio que reconocen como suyo, también lo hace ésta persona que seguramente ni siquiera podría mantenerse en pie si quisiera caminar. Aún así, improviso un arma poniendo las llaves entre mis dedos y empuñándolas con fuerza. Acelero mi paso y puedo escuchar como mi corazón acelera su latido conforme mis piernas aumentan la velocidad.

Llego a casa y entro corriendo, cierro la puerta con fuerza y me recargo en la madera respirando aliviada, me siento a salvo. Echo la cabeza hacia atrás para respirar mejor y más profundamente, miro de reojo hacia una esquina y veo que una araña negra y peluda se acerca despacio hacia mí. Vuelvo a salir corriendo.

 

Derechos Tali Rosu

Imagen de https://pixabay.com/photo-2754908/

6 comentarios sobre “VOLVIENDO SOLA

    1. Muchísimas gracias. Me alegra mucho que te guste. La verdad es que le tengo un poco de miedo a los relatos de miedo (valga la redundancia), pero a veces hay que ser valiente y lanzarse a la aventura.
      Un saludo

      Me gusta

  1. El miedo acosa al personaje y es probable que siga atormentando su alma. De algún modo el narrador/a lo deja insinusado en el último párrafo. La autora hace gala de una prosa cuidada. Al lector le queda la sensación de que cualquier cosa puede pasar en cualquier momento. Hay una tensión interna en el relato que no se puede esquivar, más aún, uno siente que las frases caen y que en cualquier momento se derrumba todo.
    Ha sido un gusto pasar a leer tu relato y dejar mi comentario. Un afectuoso saludo, Tali.
    Ariel

    Me gusta

    1. Muchísimas gracias Raúl Ariel, me ha gustado mucho tu comentario, es exactamente lo que quería expresar y me encanta haberlo conseguido. Es un placer leer opiniones, gracias por dejar la tuya y gracias por leerme.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s