MI TERRORÍFICO AMOR

Reto: en un máximo de 350 palabras, construir un texto, de temática libre, en el que estén contenidas obligatoriamente las diez palabras elegidas: renacer, mirada, crepúsculo, sublimación, pragmático, aprobación, convicción, cambiar, sexo y frágil. Dichas palabras han de ser parte de un personaje  misterioso cuya identidad no revelaremos hasta finalizar el reto. (El personaje podrá ser real o ficticio pero que los demás participantes puedan conocerlo e intentar adivinarlo).

Mi texto:

MI TERRORÍFICO AMOR

Al principio no me di cuenta de quien me estaba enamorando, lo fui descubriendo poco a poco y, la verdad, no me importó.

Mi madre me decía que algo en él le producía una mala sensación, le daba miedo; yo le decía que era algo irracional y que solo temía perder a su pequeña hijita que inevitablemente se hacía mayor. Jamás la convencí y ella nunca me dio su APROBACIÓN para salir con él, no se daba cuenta de que no la estaba pidiendo.

Él conseguía hacerme temblar con el mejor SEXO que había tenido, era capaz de hacerme CAMBIAR de estado anímico y, aunque estuviera en el peor de los días, el podía convertirlos en los más divertidos y encantadores momentos. Con él dejé de ser una FRÁGIL mariposa para convertirme en una mujer completa, independiente y libre.

¡Libre! Quien lo diría; yo siempre fui una persona PRAGMÁTICA y, hasta el día en el que lo conocí, la libertad era algo que solo había leído en los libros, necesitaba experimentarla para poder creer en su existencia. Él consiguió romper mis cadenas y hacerme volar.

Ya tenía una ligera idea de su identidad, pero me convencí del todo un día en el que la claridad del CREPÚSCULO me permitió echar un vistazo más profundo a su MIRADA. Vi un mundo entre tinieblas que desprendía pasión, en el que no era necesaria la SUBLIMACIÓN del impulso sexual o del deseo de acabar con quienes te producen náuseas.

Encontré un paraíso cuyo fuego, ese que me describían en la infancia, no era más que los deseos contenidos de este mundo terrenal.

Me enamoré de él y de su hogar por lo que, esa noche, puse un cuchillo en su mano y, juntos, lo dejamos hundirse suavemente en mi vientre hasta acabar con mi vida en éste mundo. Tenía la firme CONVICCIÓN de que no me dejaría RENACER, que me mantendría a su lado eternamente y me hundiría las garras en el corazón cuando permitiera que cualquiera me arrebatase la libertad que su amor me había otorgado.

Mi personaje era…

…El rey de las tinieblas, también conocido como Lucifer, Satanás o Belcebú. Por supuesto, en el relato adopta una forma humana para enamorar a la narradora.

Derechos Tali Rosu

Imagen de https://pixabay.com/photo-2014554/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s