HAMBRE DE UN ABRAZO

Enfurruñado, no quería levantarse por miedo a caer de nuevo.

Abrázame y llévame a las nubes, dijo el niño suplicando. Estaremos tan a gusto que no volverás a dejarme solo.

Ella puso comida en la mesa y volvió a su trabajo con los ojos encharcados.

Derechos reservados © 2018 Tali Rosu

7 comentarios sobre “HAMBRE DE UN ABRAZO

  1. Me han hecho llegar la siguiente interpretación sobre éste texto:
    “La necesidad de reconocimiento y sentirse confortable, sentir el calor de alguien que te apoya, regresas a la realidad y te das cuenta que no lo tienes, pero lo estas buscando”

    Y tú ¿Qué entendiste?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s