LA GOTERA NO ESTÁ EN EL TEJADO.

Subo al tejado para buscar el problema de humedad.

Cuando me pongo de pié en la cumbre de esa montaña citadina, puedo ver a lo lejos a un hombre muerto en el suelo. A su lado pasa gente sin parar, todos deben suponer que se ha embriagado. Solo yo, desde ahí arriba, puedo ver el charco de sangre que asoma bajo su camisa percudida.

Encuentro la gotera y bajo a reparar mi habitación inundada.

 

Derechos Reservados © 2018 Tali Rosu

Imagen de https://pixabay.com/photo-212591/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s