SOY

No puedo decir cómo soy porque mañana podría ser diferente.

Soy el resultado de la interacción, la escucha y el aprendizaje. Soy la resta de lo que he vivido menos lo que he decidido descartar como parte de mi ser. Soy lo que he mamado y visto en la infancia, con las modificaciones oportunas tras mi autoreconocimiento.

Lo que he vivido y las personas que han formado parte de mi camino son lo que me hace ser quien soy.

Siempre en constante aprendizaje, siempre en constante cambio.

Te puedo decir lo que no soy: ¡No soy mis personajes!

 

A veces me siento a escribir y se me pasa el tiempo.
Siento como si yo solo fuera la herramienta de algo más que quiere contar su historia. Las imágenes llegan a mi imaginación y voy descubriendo las acciones poco a poco conforme van sucediendo en la pantalla de mi ordenador.

Las palabras se agolpan en mi cabeza y mis dedos las teclean sin pedir permiso a la mente, es el alma quien manda, el cuerpo solo es la herramienta que le ayuda a darle forma. Más tarde, mi razón interviene y lo moldea a su antojo. Busco mi equilibrio y me animo a publicar.
Me gustan las historias cortas, son las que mejor se cuentan solas. Pero no descarto que, algún día, me ponga con algo mas largo. Soy consciente de la planificación que requiere pero lo estoy trabajando porque la constancia no es lo mio.